Residencia geriátrica y centro de día


Residencia geriátrica en Barcelona

Lestel d’Horta es una residencia geriátrica en Barcelona que cuenta con instalaciones con capacidad para 44 usuarios de residencia asistida y 21 usuarios de centro de día, distribuidas en 35 plazas de residencia asistida como públicas, 9 como privada y 20 plazas de centro de día públicas y 1 plaza de centro de día privada.

Nuestra infraestructura dispone de vigilancia permanente con vídeo auto registrable y alarma 24 horas, amplia terraza, sala de fisioterapia, sala de convivencia, comedor, farmacia, sala de visitas, peluquería y sala de lectura. Disponemos de unos servicios de atención médica personalizada con gestión de recetas, tratamientos y citas con especialistas, servicio de odontología, atención de enfermería, asesoramiento en elección de artículos de ortopedia, fisioterapia, rehabilitación y mantenimiento, terapia ocupacional, amplio abanico de actividades de animación socio-cultural, atención psicológica, terapias individualizadas, rehabilitación neuropsicológica individual, psicomotricidad y reeducación de la marcha, programa de estimulación multi-sensorial, atención social, apoyo y orientación familiar, asesoramiento en ley de dependencia, valoración geriátrica integral, salidas culturales y excursiones, musicoterapia, terapia asistida con animales, cocina propia con control nutricional de dietas, lavandería, planchado y repaso de ropa, prensa diaria y servicio de acompañamiento externo.

Para nuestros usuarios de centro de día, disponemos de transporte adaptado, control nutricional y medicación, rehabilitación y amplio programa de actividadesPara ello, contamos con un gran equipo de profesionales especializados en atención integral y cuidado personalizado de nuestros mayores. 

Ofrecemos un ambiente familiar y agradable, con la misión de cuidar y apoyar a aquellas personas que han tomado la decisión de vivir en nuestro centro para que disfruten del mayor bienestar, calidad de vida, cuidado y experiencias.

Nuestro objetivo es garantizar la tranquilidad de los familiares y mantener las capacidades físicas y cognitivas de nuestros residentes, adaptándonos a personas autónomas y a quienes se encuentran en situación de dependencia.